Ejercicio Simple de Corcheas para Ritmos Pop y Rock

Cuando empezamos, quizás nos urge la necesidad de explorar todo lo que dan de sí esos toms. ¡Nos hemos gastado 400 pavos en una afición y hay que justificar cada céntimo! Sin embargo, a la hora de la verdad, muchos rellenos, breaks y fills que encontramos en el rock y pop, música con la que la mayoría de nosotros empezamos, son bastante más sencillos que paradiddles repartidos por cada pieza del kit. Si estás más avanzadx en tu nivel baterístico, este ejercicio puede ser bastante útil como calentamiento o para explorar la creatividad dentro de la simplicidad.

Por esta razón, me gustaría enseñaros este ejercicio sencillo. Se trata de tocar un ritmo sencillo con el que nos podamos defender sin problemas durante tres compases. Seguidamente añadiremos una combinación de las ocho opciones que a continuación os muestro (siempre manteniendo el hi hat constante a corcheas).


Una vez ya nos hemos hecho familiares con cada una de estas opciones, al azar, las adjuntamos al groove principal. De esta manera, profundizamos en nuestra coordinación, y variamos nuestro vocabulario sin por tal motivo estorbar al resto de la música, especialmente en situaciones donde un montón de notas por todos los toms no tienen cabida. Es decir, nos podría quedar algo así, combinando nuestras opciones A, B, C, D, E, F, G ó H al azar, en este caso como ejemplo, D-E-H-D


Algunas no sonarán bien o tendrán una ejecución innecesariamente complicada, como puede ser ocurrir al tocar tres bombos consecutivos, pero la gracia esta en explorar, divertirse y trabajar la simplicidad.

Una vez las diferentes combinaciones suenen a tempo y no nos “tiren” del compás, toca trabajar la dinámica. Os animo a probarlo a varios volúmenes, y sustituir las cajas por toms o crossticks.